Semana Santa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Semana Santa

Mensaje  BOOSLARA el Vie Mar 22, 2013 12:40 pm

El último
becqueriano






Los mundos literarios sobreviven a sus creadores. Por Cádiz hay loquitos del viento de Levante que son personajes de novelas cervantinas. Por Castilla quedan solitarios campesinos que son de Delibes. Hay en Granada gitanas de zambra, cal y cobre que son de García Lorca. Y en Sevilla se nos acaba de morir el último protagonista de una leyenda becqueriana. Bécquer, después de muerto, siguió escribiendo en su tierra rimas de amor en forma de vencejos de la primavera y leyendas trágicas y hermosas en forma de un trozo de dolor en la vida de un gran delantero centro del Sevilla F.C. Este último becqueriano que se ha muerto era Juan Araujo Pino, aquel 9 glorioso al que llamaron "El Pato" porque corría sobre los talones hacia el área contraria, en la mítica alineación del viejo Nervión: Bustos, Guillamón, Campanal, Valero, Ramoní, Enrique, Liz, Arza, Araujo, Domenech y Ayala.

El Pato Araujo colgó un día sus botas de delantero centro y su camiseta con cordoncillos como de pescadora playera, y puso un garaje. Tenía una vida
próspera, cuya felicidad, ay, pronto se vio truncada con la grave enfermedad de un hijo. Lo llevó a los mejores médicos, sin que hallaran remedio. Con un hilo de esperanza en su desesperación, acudió muchas tardes a la iglesia de San Lorenzo, a pedirle al Señor del Gran Poder que lo curara. Un día y otro, hasta que el pobre muchacho murió. Entonces, enrabietado por el dolor de la guerra de la vida en la que los padres entierran a sus hijos, fue de luto a San Lorenzo y, encarándose con el Gran Poder, le dijo:

-- Que sepas que ya no vengo más a verte porque no has querido salvar a mi hijo. Así que si quieres verme, vas a tener que ir tú a mi casa...

Pasaron los años. Se celebró en Sevilla una Santa
Misión en la que las imágenes de Semana Santa fueron llevadas a los barrios, para mover la devoción. Y llevaban al Señor del Gran Poder en modestas andas hacia Nervión cuando la noche se abrió en agua. Los hermanos que portaban al Señor buscaron inmediato refugio para la imagen bajo la tromba. Y vieron la puerta de un garaje. Llamaron.
Era el garaje de Juan Araujo, quien oyó los
intempestivos aldabonazos, bajó a abrir, preguntóquién era y oyó que le decían desde el tormentón:

¡¡¡ Venimos con el Gran Poder, abra, por favor, para que no se moje el Señor.!!!


A Juan Araujo le entró por cuerpo un repeluco de emociòn muy distinto a cuando marcaba los goles de cabeza al Atlético Aviación. Recordó sus palabras
encorajinadas por el dolor en la iglesia de San Lorenzo, abrió la puerta y se encontró con el Gran Poder, que, como cumpliendo un desafío de Hombre, venía a verlo a su casa.
Juan cayó de rodillas y lloró. Como habrá llorado ahora, en los verdes campos del Nervión definitivo, cuando se haya encontrado de nuevo al Gran
Poder y, esta vez sí, con aquel hijo que murió.


Hay veces en que la muerte
es una devolución de visita.


Antonio Burgos






BOOSLARA

Cantidad de envíos : 1207
Fecha de inscripción : 27/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Semana Santa

Mensaje  BOOSLARA el Dom Mar 24, 2013 1:54 am

http://c2.api.ning.com/files/KXhrw*qftK2prbqO2Vj606rlBrz07ZqyNmH5lCY8hfr0RKtk-h*xCpp16OBtzEBL3AbJ*5M1h6a9xldGoHzeajU-qCVnkVsw/02_la_saeta_cic.mp3



[size=150]La Dolorosa[/size]

Es el más popular y querido de todos los pasos procesionales de la Semana Santa pamplonesa, y también el más antiguo y el único de propiedad municipal.
Los demás pertenecen a la Hermandad. Su autor, en 1883, fue Rosendo Nobas y Ballbé. Es una imagen “de vestir”, por lo que sólo tiene talladas las manos y la cara.
El primer manto fue encargado a la casa Roca y Casadevall, pero el actual es obra de las Madres Adoratrices de Pamplona y fue estrenado en 1980,
y ha sido restaurado recientemente. Pesa 980 kg y desfila en último lugar. Durante el resto del año la podemos encontrar en la parroquia de San Lorenzo.




Este paso tiene como portadores a los miembros de la Hermandad de la Paz y Caridad, los cuales durante dos siglos (entre 1757 y 1957)
se encargaban de asistir en Pamplona a los reos condenados a muerte en sus horas previas al ajusticiamiento y durante el entierro de sus restos.
La última pena de muerte aplicada en Pamplona fue en 1957. En Pamplona, las sentencias a la pena de horca se ejecutaban en el prado de San Roque,
mientras que las penas de garrote se ejecutaban en la plaza de la Fruta (hoy plaza Consistorial), delante del Ayuntamiento.




El último ejecutado por horca fue en 1830. A menudo la sentencia mandaba descuartizar el cadáver del reo para exponer la cabeza y los “cuartos”
en distintos lugares para mayor ejemplaridad. En Pamplona, el patíbulo se trasladó en 1840 a los glacis de la Ciudadela, a la salida del Portal de la Taconera.
Desde 1894, las ejecuciones en España pasaron a efectuarse en el interior de las prisiones.
Entre 1605 y 1885 hubo 182 ejecuciones en la ciudad de Pamplona: 80 en la horca, 89 en el garrote, 11 fusilados y 2 degollados.



BOOSLARA

Cantidad de envíos : 1207
Fecha de inscripción : 27/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Semana Santa

Mensaje  BOOSLARA el Sáb Mar 30, 2013 2:01 am

http://www.oracionesydevociones.info/02552013_14-jesusiscarrieddown.mp3


BOOSLARA

Cantidad de envíos : 1207
Fecha de inscripción : 27/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Semana Santa

Mensaje  BOOSLARA el Dom Mar 31, 2013 2:57 am

http://martxoak3.org/audio/campanades.mp3


http://clandestinodeactores.com/laplacenta/wp-content/uploads/2012/02/41.jpg

BOOSLARA

Cantidad de envíos : 1207
Fecha de inscripción : 27/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Semana Santa

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 6:59 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.